1) Hablemos de guitarras eléctricas: De Orville Gibson a Ted McCarty (por Jan Doxrud)

1) Hablemos de guitarras eléctricas: De Orville Gibson a Ted McCarty (por Jan Doxrud)

En los siguientes artículos hablaremos sobre guitarras eléctricas y, junto a esto, también abordaremos un poco de historia, personajes puesto que creo que es importante colocarle nombre o darle un rostro humano a algunas de las marcas que fueron fruto de enormes esfuerzos. Para ello comenzaré, con una primera sección (con 13 artículos), en donde realizaré una modesta revisión de las principales marcas que existen en el mercado y , en este intento, aprovecharé de referirme brevemente a la historia de ciertas marcas emblemáticas y legendarias, junto a aquellos personajes que revolucionaron esta industria. Son historias interesantes de visionarios, revolucionarios o personas que supieron, por así decirlo, trascender el espíritu de su tiempo, con inventos y diseños que, para nosotros, constituye algo “normal”, pero que en su época revolucionaron la industria. Personas como Leo Fender crearon verdaderos moldes o, mejor dicho, arquetipo o modelos medulares que inspiraron otros modelos de otras marcas. Lo más sorprendente, por ejemplo, del modelo Stratocaster de Fender es su simpleza,pero tuvo que ser Leo Fender quien la popularizara. Esta primera sección servirá, por lo demás, para que los lectores estén al tanto de modelos existentes pero también las numerosas marcas nuevas que surgido en los últimos años.

Ciertamente lo que hoy consideramos como “normal” y “ortodoxo” en el pasado fue “anormal” y “heterodoxo”. Gran parte de los modelos de guitarras actuales son variaciones (en algunos casos copias) de modelos tales como la “Les Paul” (Gibson), Explorer (Gibson), SG (Gibson) y la ya mencionada Stratocaster, así como también la Telecaster. Es por ello que comenzaré con Fender y Gibson hasta llegar a las marcas más actuales, de aquellos pequeños talleres que han surgido con modelos boutique que ofrecen guitarras adaptadas al paladar del cliente. Cabe aclarar que no profundizaré en las especificaciones de “cada” modelo de “cada” marca puesto que sería engorroso y tedioso y, por lo demás, se encuentran en las páginas web respectivas. Aquí, lo que pretendo es mostrar un poco de historia (con el material disponible mayoritariamente en inglés) y también mostrar una hoja de ruta que actualice al lector en lo que se refiere a las marcas disponibles en el mercado de las guitarras eléctricas.

Captura de Pantalla 2019-07-22 a la(s) 19.48.21.png

Toda la narración y explicación irán acompañadas de las fotos respectivas, puesto que no tiene sentido que el relato y explicación de los instrumentos no venga acompañado de sus imágenes y, poder así, tener una experiencia “estética” de las guitarras. Estoy consciente de que no podré satisfacer todos los paladares y más de algún lector sentirá la ausencia de una marca específica o de algún guitarrista , o una falta de profundización y detalles a la hora de abordar alguna de las diversas marcas de guitarras eléctricas existentes.  Posteriormente tengo pensada una segunda sección ,donde procederé a referirme a la guitarra eléctrica misma, es decir, abordar la anatomía de esta, sus partes, componentes, diversas características y opciones que hay disponibles en  las modernas guitarras eléctricas y que anteriormente no existían. Esta segunda parte quizás sea de ayuda para aquellos que recién estén incursionando en el complejo y variado mundo de las guitarras eléctricas como una  suerte de glosario. Creo que es mejor tener esta sección 2 aparte para así no estar interrumpiendo constantemente el relato histórico de la sección 1.

En tercer y último lugar, finalizaré abordando algunos aspectos del “negocio” de la guitarra eléctrica, para poder intentar responder preguntas tales como, por ejemplo, ¿por qué una guitarra cuesta lo que cuesta? ¿existen guitarras sobrevaloradas? ¿las guitarras asiáticas son de mala calidad?

Las guitarras fascinan y no se necesita ser un músico de profesión para sentir ese placer estético de observar una guitarra, apreciar sus detalles y, por supuesto, su sonido. Dependiendo del año que haya nacido el lector, podrá recordar “aquella guitarra” que instantáneamente le llamó la atención, quizás, de alguna de sus estrellas musicales. Recuerdo bien cuando veía, en la década de 1990, unos viejos VHS con los conciertos de Megadeth, Yngwie Malmsteen o Dream Theater (difíciles de conseguir, hoy todos en youtube). Aquella Jackson King V (Dave Mustaine), Jackson Kelly (Marty Friedman), la Stratocaster “escalopada” (Yngwie Malmsteen) o la Ibanez de JPM 100 P1 de John Petrucci (que admiramos en su Rock Discipline), parecían inalcanzables y, por partida doble: no llegaban al país y eran extremadamente caras. También recuerdo un viejo video ( una joya en ese entonces) de mala calidad en donde tocaban nada más ni nada menos que Marty Friedman (antes de unirse a Megadeth) y Jason Becker (antes de unirse con David Lee Roth) en su dúo Cacophony, cada uno con unas guitarras con las cuales me volvería a encontrar en el siglo XXI: la Carvin V220 y la Carvin azul safiro de Becker que hoy en día sigue siendo fabricada por Kiesel con el nombre de JB-200C.

Jason Becker con la posteriormente conocida como JB200C. Becker vio truncada su prometedora carrera afectado por ALS. Pero aún sigue componiendo con ayuda de sus compañeros guitarristas y familia. A la derecha Marty Feiwdman con su Jackson Kelly (Megadeth)

Jason Becker con la posteriormente conocida como JB200C. Becker vio truncada su prometedora carrera afectado por ALS. Pero aún sigue componiendo con ayuda de sus compañeros guitarristas y familia. A la derecha Marty Feiwdman con su Jackson Kelly (Megadeth)

También existían otras guitarras que llamaban la atención como la Gibson Les Paul de Slash, la Gibson Explorer de James Hetfield y las Ibanez de Joe Satriani o Steve Vai. Tenemos, pues, que en nuestros días el panorama ha cambiado bastante desde la década de 1990 (para no ir más lejos). Si bien siguen existiendo guitarras extremadamente caras, también es un hecho de que este instrumento se ha vuelto más asequible al público (como sucede, por ejemplo, con los teléfonos celulares). Sinceramente a mis 15 años no hubiera pensado jamás que más de 20 años después tendría mi propia Carvin Jason Becker, la V220 “ochentena” de Friedman en el mismo color (aunque debo decir que no tiene puente Kahler como la que utilizaba en la década de 1980) o la Fender de Malmsteen. Pero no me adelantaré en este tema ya que, como señalé, lo abordaré en la tercera parte el tema económico.

Yngwie Malmsteen sigue fiel a la Stratocaster desde la segunda mitad de la década de 19809. A la izquierda un joven Dave Mustaine con su Jackson (anteriormente había usado B.C Rich y ahora utiliza sus signatures Dean)

Yngwie Malmsteen sigue fiel a la Stratocaster desde la segunda mitad de la década de 19809. A la izquierda un joven Dave Mustaine con su Jackson (anteriormente había usado B.C Rich y ahora utiliza sus signatures Dean)


Gibson

Comencemos ahora con un poco de historia y la comenzaré con una marca emblemática y, en la actualidad, polémica, que tiene fieles seguidores y muchos detractores: Gibson. Es importante tener en consideración que antes de la década de 1950 las llamadas guitarras eléctricas de cuerpo sólido (que no tenían una caja de resonancia) tal como la concebimos en nuestros días no existían. Lo más cercano a este concepto en la década de 1930 era el “Frying Pan” de Rickenbacker,una guitarra hawaiana eléctrica que tenía una pastilla y un par de perillas. Sólo con Fender la guitarra de cuerpo macizo se transformó en una alternativa comercialmente viable, pero no nos adelantemos y prosigamos con Gibson.

La marca Gibson proviene del apellido de su fundador, un excéntrico luthier de nombre Orville Gibson (1856-1918), nacido en Chateaugay (Nueva York)quien fundó en Kalamazoo (Michigan) la emblemática empresa. Ahora bien, el negocio de Orville Gibson no eran las Les Paul, ni menos las Flying V o las SG. Gibson se movía en un ambiente musical que, digamos, no se caracterizaba por ser “rockero” (al menos a nuestros ojos). Entonces, ¿cuál era el negocio de Oville? Este autodidacta se dedicaba a fabricar mandolinas en su taller a finales del siglo XIX, así como también guitarras, con una tapa tallada y arqueada, similar a la de un violín.

Orville Gibson

Orville Gibson

Con el tiempo el trabajo se vería recompensado y se ganaría una reputación en el rubro, por sus instrumentos innovadores y de muy alta gama, así como también por la publicidad utilizada, ya sea por medio de profesores de música para “marketear” sus productos o los anuncios publicitarios usados. Lo anterior atrajo el interés de inversores, lo que desembocó en la formación de  “The Gibson Mandolin Guitar Manufacturing Company” dedicada a la producción de la mandolina  Style O y, posteriormente, el  Style L. Gibson tendría en su poder unas cuantas acciones de la empresa, más USD 2,500 por su patente y un cargo como consultor hasta 1904. La empresa fundada por Orville estaba recién despegando y muchos de los más radicales cambios acontecieron cuando este ya había muerto. 

Captura de Pantalla 2019-07-22 a la(s) 20.14.11.png

En 1921 Thaddeus “Ted” McHugh (1859 - 1945), empleado de Gibson, introdujo un par de innovaciones, siendo la primera la ajustabilidad del Alma (truss rod) y ajustabilidad de la altura del puente. En 1922, el ingeniero en sonido y diseñador  Loyd Loar (1886 - 1943) introdujo la  Mandolina F-5 y la  guitarra acústica L-5 . Fue en 1935 cuando Gibson introdujo la primera guitarra eléctrica estilo hawaiano:la EH-150 y posteriormente la ES-150 (ES=Electric Spanish).Este último modelo fue adoptado por el músico de jazz Charlie Christian (1916-1942) transformándose así, de manera no oficial, en el modelo “Charlie Christian”. Una de ellas innovaciones de Loar fue la de introducir los dos célebres agujeros en forma de “f” en lugar del agujero central

A la izquierda una Style-O y a la derecha una L-5 con los dos agujeros

A la izquierda una Style-O y a la derecha una L-5 con los dos agujeros

Es importante destacar el papel que jugaron estas guitarras hawaianas tocadas de manera similar a las “bottleneck” puesto que fueron las primeras guitarras eléctricas en una época (1920 y1930) en que esa música estaba en boga en los Estados Unidos.Clave en su diseño fue Adolph Rickenbacker (si, el nombre que lleva el bajo de, por ejemplo, de Paul McCartney o Lemmy Killmister). Él, junto a George Beauchamp y Paul Barth formaron la Electro String Company y en 1931 llevaron a cabo la producción de guitarras hawaianas eléctricas como la A-22 y la A-25(siendo estos números las longitudes de escala).

catalog.jpg
ES-150 (obtenido de https://www.fretboardjournal.com)

ES-150 (obtenido de https://www.fretboardjournal.com)

Regresemos a Gibson. Otros modelos fueron introducidos entre 1937 y 1945: J-200, Super 400 Premier y la L-5 Premier.  En 1944 la empresa Gibson cambia de manos puesto que la Chicago Musical Instrument Company (CMI) la compra y se hace cargo del nuevo escenario post Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Quizás una de las épocas de oro de Gibson fue bajo el liderazgo de  Ted McCarty (1910-2001)quien se desempeñó como Presdiente de Gibson entre 1950 y 1966. Antes de continuar, vale la pena decir algunas palabras sobre este personaje. Theodore Macarthy nació en Somerset (Kentucky). Se formó como ingeniero en la Universidad de Cincinnati y posteriormente se incorporó en la Compañía Wurlitzer que se dedicaba a la fabricación de tocadiscos e instrumentos musicales.

McCarty estuvo en la empresa desde 1936 hasta 1948.  Su nexo con Gibson comenzó con las conversaciones con el dueño de CMI: Maurice Berlin. Este último habría pedido a McCarthy que visitara la fábrica en Kalamazoo para que pudiese analizar qué es lo que estaban sucediendo y por qué razón la empresa perdía dinero. La conclusión de McCarty, tras estar en la fábrica, fue que existía un baja moral y falta de incentivos en los trabajadores debido a las malas relaciones con el manager Guy Hart. Ante esto, Berlin habría respondido con una oferta de empleo y una promesa: si McCarty lograba establecer orden y obtener ganancias, se transformaría en el Presidente de la empresa. Y fue eso lo que sucedió en 1950.

Fábrica origina de Gibson en Kalamazoo

Fábrica origina de Gibson en Kalamazoo

Fue en 1952 cuando Gibson logra atraer a la figura del prestigioso músico Lester William Polsfuss (1915-2009), más conocido como “Les Paul”. Polsfuss pasó por varios instrumentos como la armónica y el banjo, para posteriormente profundizar sus habilidades y conocimientos en la guitarra, tocando desde country hasta jazz. Al parecer, Les Paul estaba poco conforme con las guitarras existentes en su época lo que lo llevó a fabricar su célebre “The Log”,siendo uno de los primeros, junto a Leo Fender, en construir una guitarra de cuerpo macizo. El “Tronco” de Les Paul lo fabricó en la primera mitad de la década de 1940 en el taller de Epiphone (Les Paul aún no formaba con Gibson) y fue ahí donde Les Paul cortó por la mitad una guitarra acústica Epiphone (con orificios en f) e insertó un bloque de madera de pino en donde insertó dos pastillas single coil y un mástil Epiphone. Con humor, Les Paul señalaba que podía tocar una nota de su guitarra, salir a comer y, al volver, la nota continuaba sonando. Cuenta el mismo músico que al acercarse en 1941 a Gibson con su idea, no le fue muy bien y llamaron a su invento la escoba con pastillas (broomstick with pickups). En fin se iniciaban, los primeros pasos de la guitarra eléctrica de cuerpo macizos en donde destacan las figuras de Les Paul, Paul Macarthy, Leo Fender y Paul Bigsby. 

Les Paul y “The Los”

Les Paul y “The Los”

BB King y “Lucille” (nombre que adquirió en un concierto en donde dos hombres peleaban y terminó en un incendio. BB King retornó al lugar para recuperar su guitarra. Posteriormente supo que la pelea era por una mujer de nombre Lucille. De ahí viene el nombre y para recordarle que nunca volviese a entrar en un edificio incendiándose para recuperar su instrumento. Lucille es una variación de la Gibson E-355. La del músico, entre otras cosas, no tiene las aberturas en forma de “f”

BB King y “Lucille” (nombre que adquirió en un concierto en donde dos hombres peleaban y terminó en un incendio. BB King retornó al lugar para recuperar su guitarra. Posteriormente supo que la pelea era por una mujer de nombre Lucille. De ahí viene el nombre y para recordarle que nunca volviese a entrar en un edificio incendiándose para recuperar su instrumento. Lucille es una variación de la Gibson E-355. La del músico, entre otras cosas, no tiene las aberturas en forma de “f”