3) Hablemos de guitarras eléctricas. Gibson: cambios internos y peligro de quiebra (por Jan Doxrud)

3) Hablemos de guitarras eléctricas. Gibson: cambios internos y peligro de quiebra (por Jan Doxrud)

Antes de continuar con la historia de Gibson,  veamos brevemente qué sucedió con Ted McCarty .Ya en 1965 él, junto a otro “ex-Gibson”, John Huis, adquirieron Bigsby Accessesories Inc., trasladando así la producción desde California a Kalamazoo. En Bigsby, McCarty permaneció más del doble de tiempo que permaneció en Gibson. A su vez, McCarty se transformó en consultor, asesor y cercano amigo  del joven Paul Reed Smith (PRS). Fue este último  a quien le llamó la atención que el nombre de Ted McCarty aparecía constantemente en las patentes de Gibson. Fue así como solicitó su asesoría en la construcción de guitarras. Como señalaba el propio PRS, quería saber qué pegamento utilizaba, con que pegaba los trastes (frets), cómo nivelaba el diapasón, cómo dejaba secar el diapasón, cómo enrollaba las pastillas, etc. Smith llegó a viajar a Hawai (donde vivía McCarty) para asesorarse . Esta relación quedaría plasmada en uno de los modelos diseñados por Smith, me refiero a la PRS McCarty Model. Así , tenemos  la primera ironía, y es que no fue Gibson sino que PRS la que le dedicó una guitarra a McCarty con su nombre. En segundo lugar, llama la atención (aunque no debe extrañarnos) que McCarty no tocara la guitarra. En una entrevista (1992) publicada en Reverb, el entrevistador le pregunta si acaso toca algún instrumento. McCarthy respondió:

No, I’m not a musician at all. I never had the opportunity to learn. I went through college back in the big Depression, graduated in ’33. When I wasn’t in school I was out scrambling to make a buck to pay for my way in school. My mother died when I was three years old, and I was raised by a great aunt and uncle—marvelous people, like a mother and father to me. They weren’t by any stretch of the imagination wealthy people either. I scrambled, you know, to bring home as much as possible.

Ted McCarty y un joven Paul Reed Smith (obtenido de https://www.prsguitars.com)

Ted McCarty y un joven Paul Reed Smith (obtenido de https://www.prsguitars.com)

¿Qué sucedió con Gibson? Continuemos con la historia que dejé inconclusa en el artículo 2. Tenemos Rooney Pace Group (fundada en 1978) junto a Piezo Electronics (nacida en la misma década) Al cotizar en bolsa se hicieron con una gran cantidad de dinero y paso seguido, fueron en busca de nuevas adquisicIones.En 1983 la nueva división anteriormente mencionada, Norlin, fue comprada por Rooney Pace y Piezo Electric Products y Randolph K. Pace se puso al frente del directorio de Norlin. La división musical de Gibson (que era parte de Norlin) fue puesta a la venta por los dueños. Finalmente  fueron Henry Juszkiwicz y David Berryman quienes compraron Gibson en 1986 proponiéndose recuperar la reputación de la marca.  Juszkiwicz  era un argentino descendiente de polacos, pero de niño se trasladó a Rochester, Estados Unidos. Se graduó como ingeniero mecánico en la General Motors Institute y obtuvo su MBA en Harvard. Berryman, por su parte, se había graduado en el Boston College y también obtuvo su MBA en la Universidad de Harvard.

En el  catálogo de 1987que una buena alma samaritana subio a la web, podemos apreciar un reissue (relanzamiento) de Gibson, como la Les Paul Custom y Standard de 1959. En el catálogo de 1991se puede apreciar un relanzamiento de la Les Paul “Goldtop”. También se puede apreciar la Les Paul Studio, Special y Studio Lite, así como también unas Chet Atkins. En el mismo catálogo se aprecian los modelos SG Custom, Special, EDS1275 (doble mástil ) y la Standard. También se hizo un relanzamiento del la Flying V, Explorer y Firebird. Así, la primera mitad de la década de 1990 comenzaron a fabricarse réplicas de Gibson Les Paul de los años 1959 y 1960. En 1993 dieron a luz al modelo Nighthawk y, nueve años después sacaron al mercado la primera guitarra digital. En el año 2003 abrieron su planta en China destinada a fabricar Epiphones. Otras incorporaciones fue el Min-ETune, un afinador robótico que funciona en base a baterías (entre 80 y cien afinaciones en una carga), innovación criticada por muchos.

La PRS McCarty: el tributo de Paul Reed Smith a su mentor

La PRS McCarty: el tributo de Paul Reed Smith a su mentor

Hoy en día, si uno revisa el sitio web de Gibsonpodemos ver varios tipos de productos. En lo que respecta a las guitarras eléctricas, estas se pueden comprar por “Colección” que son:  Original (que viene a revivir los antiguos clásicos y cuyos precios van de USD 2.499 y USD 1.499), Modern (precios entre USD 1.999 y USD 899) y Custom Shop(precios entre USD 7.499 y USD 4.699). En cuanto a los modelos de guitarras eléctricas a la venta están las Les Paul, SG y “Designer Models” en donde podemos encontrar Firebrirds, Explorers y Flying V.

¿Por qué estuvo Gibson al borde de la quiebra hace varios meses? No se han dado detalles de las causas, pero claramente la ventas no han fueron las esperadas y las deudas superaban a los ingresos. Se ha culpado a factores externos tales como los cambios en el mundo musical, por ejemplo, el crecimiento del hip hop o la música electrónica a expensas del rock. Por ejemplo, James Wengrow, un jazzista australiano y profesor en la New York City Guitar School destaca también el aumento de la producción de música electrónica debido a la aparición de nuevos softwares que han facilitado el trabajo para nuevas creaciones. Así, los sintetizadores, teclados y baterías electrónicas han experimentado un aumento en su demanda y se han transformado en la nueva norma dentro del la música pop. Por último, Wengrow añadía que la era del “guitar hero” y la estrella de rock, como parte central del léxico de la cultura pop, habían ahora quedado en el pasado. 

Captura de Pantalla 2019-07-22 a la(s) 21.38.06.png

En un  artículo del Washington Post titulado “Why my guitar gently weeps. The slow, secret death of the six-string electric. And why you should care” ,  un veterano comerciante de guitarras, George Gruhn (Gruhn’s Guitar) señalaba que, a pesar del aumento de productores de guitarras (lo cual puede apreciarse en NAMM), lo ciertos es que el mercado no crece. Lo que le preocupa a Gruhn no es tanto la disminución de las ganancias, que es algo usual en los negocios, sino que la razón que subyace a este fenómeno. Así, el empresario llegaba a la conclusión de que lo que actualmente se necesita son nuevos héroesde la guitarra como en el pasado. ¿Pero es esto realmente lo que está afectando a Gibson?

En redes sociales la gente también emitía su opinión, algunos más agresivos que otros, y las críticas iban desde la falta de innovación, falta de adaptación al nuevo mercado, mala calidad de sus productos, mal manejo bajo Henry Juszkiwicz y los precios excesivamente altos (no faltaban las clásicas bromas del headstock roto de la Les Paul) . Otros creen que las causas podían las adquisiciones hechas por Gibson de otras compañías como TEAC Corporation, Stanton Group,  “Philips Audio and Home Entertainment Business”, adquisiciones que no se tradujeron en mayores ingresos. El hecho es que Gibson estuvo al borde de la quiebra y el problema era uno con el que cualquier empresario está familiarizado: deuda, y las y mas que una causa, esto debió haber obedecido a múltiples factores. El mismo Juszkiwicz (todavía CEO), en una entrevista con Billboard,  culpó directamente a las tiendas de la hecatombe de Gibson puesto que no hicieron lo necesario para conquistar a los clientes. Así en palabras del aquel entonces CEO:

«La mayoría de las tiendas no tienen un lugar para que los clientes se sienten. No son locales confortables. Si usted quiere conquistar clientes es necesario ser buenos para ellos y ofrecerles un lugar que sea confortable«.

Ahora bien, la  deuda de Gibson no era principalmente con los bancos sino que con tenedores de bonos de la empresa(las empresas emiten bonos para obtener financiamiento). Los analistas de Moody’s Investors Service hicieron su trabajo, es decir, analizar a Gibson (por ejemplo ingresos y deuda) para determinar si la empresa sería capaz de hacer frente a la demanda de sus acreedores. Paso siguiente  debía asignar a la empresa una nota que podía ir desde la maravillosa y codiciada “Aaa” a la temible “C”.  En el 2017 a Gibson se le asignó una Caalo cual significaba que la empresa afrontaba una seria crisis de crédito o, lo que es lo mismo, había una alta posibilidad de que Gibson no pagara lo que debía a los tenedores de bonos.

Captura de Pantalla 2019-07-22 a la(s) 21.40.58.png

Gibson tuvo, al menos, 3 opciones ante esta difícil situación: declararse en bancarrota, refinanciarse o vender la compañía. Finalmente Gibson presentó una solicitud de protección por bancarrota por el Capítulo 11 de la ley de Estados Unidos. Bajo esta fórmula se le concedió a Gibson un plazo para presentar un plan de reestructuración que permitiera renegociar las deudas con sus acreedores. Las negociaciones terminaron con decisiones importantes como fue la salida de Henry Juszkiwicz y David Berryman quienes adquirieron Gibson en 1986 (se cancelaron su participación en acciones). El control de la empresa  pasó a manos de KKR & Co,  una multinacional estadounidense de administración de fondos de inversión y capital de riesgo. Finalmente Gibson encontró un nuevo CEO en la figura de James Curleighex presidente  Levi Strauss & Co y también músico aficionado que, dentro de su colección de instrumentos, tiene algunas Gibson.

Lamentablemente en el  2019 Gibson dio un paso que causó un gran rechazo en la comunidad musical y todo comenzó con un video de youtube (posteriormente eliminado) donde el protagonista es Mark Agnesi, el nuevo Director del “Brand Experience”. En el video, Agnesi comienza señalando nos va a hablar de “originalidad” y qué significa “tocar auténtico”. Posteriormente   hace un breve recuento histórico del desarrollo de la guitarra y el aporte de Gibson con sus emblemáticos modelos como Les Paul o la SG, así como también el diseño del Headstock “open book”. Hasta ahí todo bien, pero la polémica comienza cuando Agnesi rotula de falsificación a cualquier marca que pretenda copiar cualquier aspecto de los modelos de Gibson y a esto añade que aquellos que lo están haciendo eso (falsificando), han sido “advertidos” y que Gibson buscará proteger su icónico legado y los diseños que han creado a lo largo de generaciones. Pero luego Agnesi modera el tono y hace un llamado a los “falsificadores” a que contacten a Gibson y puedan trabajar en conjunto.

Captura de Pantalla 2019-07-22 a la(s) 21.42.59.png

Bueno, el hecho es que el video no se quedó en un mero video y Gibson pasó a actuar y sus primeros objetivos fueron Dean y Luna Guitars…bueno y, por ende, el afectado fue Armadillo Enterprises, encargado de la manufactura y distribución de las marcas anteriormente mencionadas. De acuerdo a  Gibson se estarían pasando a llevar, al menos, 7 patentesque incluyen los modelos Flying V, Explorer, SG, ES, la marca registrada “Moderne”, el diseño “Dove Wing” del headstock y el nombre Hummingbird (de Luna Guitars). Tanto Dean como Luna respondieron señalando que las acusaciones de Gibson carecían de fundamento y añadían que habían ciertas cosas demasiado comunes y básica como para que una empresa las reclamara como su propiedad. Igualmente se abrió un interesante debate en torno a la propiedad intelectual, sobre el concepto de originalidad y si estas marcas podían efectivamente hacer lo que hacía. ¿Se imaginan que Fender demandara a todas las guitarras que tuviesen un doublecut como la Stratocaster?

Captura de Pantalla 2019-07-22 a la(s) 21.45.11.png