(III) Frente Amplio: la politización como redención social (por Jan Doxrud)

(III) Frente Amplio: la politización como redención social (por Jan Doxrud)

 

La superación del capitalismo demanda una nueva forma de organización política, una donde el pueblo sea realmente soberano. Por eso, como movimiento popular vamos a sustituir la actual república por una diseñada democráticamente  con la participación soberana del pueblo (…) En ella las autoridades administran y ejecutan la voluntad popular (…)

(Partido Igualdad)

  "Socialismo significa la elevación y purificación de la conciencia individual, y su implantanción será el resultado de una larga serie de esfuerzos. Todos, en realidad, desde el profesional al obrero, pueden poner una piedra en este edificio, realizando un acto socialista todos los días y preparando así el derrocamiento de la sociedad existente".

(Benito Mussolini, fundador del fascismo italiano, en Opera Omnia, Vol.2)

El lector podrá navegar en la web y percatarse que todos los problemas, de cualquier tipo, pueden explicarse apelando al “neoliberalismo”: hambruna, obesidad, consumismo, guerras, desigualdad, pobreza, extrema riqueza, patriarcado, violencia contra la mujer, racismo, desnutrición, etc. Cuando algo explica todo es porque no explica nada.

En el caso específico chileno, el neoliberalismo fue impuesto por la dictadura militar y mantenido tanto por los gobiernos de la Concertación como por la Nueva Mayoría, de manera que son los miembros del Frente Amplio los llamados a rescatar a la sociedad chilena del yugo neoliberal, lo que significa que el capitalismo en su fase “neoliberal” debe ser superado. Son los elegidos ungidos por la voluntad popular (Frente Amplio) los que se transformarán en una herramienta o instrumento de esa voluntad popular.

No deja de ser curioso que la principal lección aprendida por la izquierda   tras el colapso de las dictaduras comunistas a finales de 1980 NO fuese que el comunismo y el socialismo son sistemas criminales que deben ser desterrados. La conclusión de la “intelectualidad” de izquierda NO fue que los socialismos reales constituyeron experimentos patológicos de querer diseñar sociedades igualitaristas, sino que su conclusión fue ¡que el neoliberalismo es maligno! Un tercer rasgo de del relato socialista actual es el analfabetismo grotesco en materia económica, pero como estas personas piensan que TODO es ideología, entonces la economía también, de manera que todos los sistemas económicos son equivalentes y válidos. Así, el actúa sistema puede ser sustituido por otro, aunque nunca dan detalles de cómo será ese modelo, solo dicen que será cooperativo, solidario y sustentable. Junto a esto, está el prejuicio (ya ancestral) contra el capitalismo, el emprendedor, el empresariado y el libre mercado. Como no comprenden principios básicos de economía se condena la competencia en economía como algo negativo, de manera que la competencia en el terreno económico debe ser sustituida por la cooperación. En otras palabras, no entienden que son los mercados, los tipos de mercados, su función y cómo operan.

Obtenido de jaque al liberalismo

Obtenido de jaque al liberalismo

Como al socialismo no le agrada nada que no pueda ser sometido al control político, aborrecen la lógica económica que siempre termina por frustrar las ambiciones utópicas-totalitarias de los demagogos. Para que hablar de las interpretaciones y explicaciones que dan del fenómeno inflacionario. Tenemos desde la negación de la existencia de la inflación (interpretación del Ministro de Economía venezolano Luis Salas) hasta los ya clásicos chivos expiatorios: especulación por parte del empresariado que, debido a su avaricia, decidieron elevar el precio de todos los productos. En cuarto lugar el discurso socialista (del Frente Amplio) coloca un excesivo énfasis en los derechos a los cuales le añade la palabra social, de manera que nos da el siguiente resultado: “derechos sociales”. Junto a esto encontraremos también la palabra Igualdad, pero entiéndase que aquí no se habla de una igualdad de oportunidades y ante la ley, puesto que son insuficientes para la utopía igualitarista del Frente Amplio. De lo que se habla aquí es de una igualdad de resultados. Así, el Frente amplio hace suya la frase de Marx (frase que, como muchas de sus ideas, no fue original de él). 

De cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades”

Como explicaba en una entrevista en   “La Prueba ADN” (Chile) el ex -“Podemos, Juan Carlos Monedero, señaló que la comprensión de la derecha de la libertad es una negativa, 'no interfieras en mi vida', en cambio el gran núcleo fundacional de la izquierda es la fraternidad", de manera que la libertad queda coartada en el difuso concepto de fraternidad, el mismo ideal que guió las masacres durante el jacobinismo en Francia.La igualdad significa eliminar previamente todos los privilegios (y para el frenteamplista casi todo es privilegio: tener dinero, estudiar en la universidad, ser blanco-caucásico-heterosexual, ser exitoso, ser empresario, viajar, estudiar en el extranjero). Si quiere libertad, primero hay que nivelar hacia abajo. El razonamiento frenteamplista es primero igualdad (de resultados) luego la libertad. El Movimiento Autonomista señala en uno de sus principios:

La igualdad debe ser el piso que permita la expresión libre y emancipada de la diferencia. La libertad de los sujetos supone la capacidad de poder acceder en igualdad de condiciones a los recursos económicos, materiales, simbólicos, políticos y culturales que necesita para definir y construir sus propias trayectorias vitales. La desigualdad social estructural que hoy existe debe ser combatida en virtud de que niega la libertad, la autonomía y el desarrollo de las capacidades de todas y todos. Por lo mismo, la lucha por la igualdad debe consistir en eliminar los privilegios de los que disfrutan unos pocos en la sociedad y en asegurar el reconocimiento de la igualdad en dignidad, derechos y capacidades que les asiste a todos los seres humanos”

Un demagogo en el poder y un Banco Central como su billetera personal constituyeron la fórmula perfecta para la destrucción del bolívar.

Un demagogo en el poder y un Banco Central como su billetera personal constituyeron la fórmula perfecta para la destrucción del bolívar.

En quinto lugar y unido al tema de la igualdad, tenemos el concepto de libertad. Pero esta libertad no es esa libertad formal, la libertad negativa de Isaiah Berlin. La igualdad frenteamplista es una al estilo de Robespierre, esto es, la libertad se reduce a riqueza o a la posesión de bienes materiales. Así lo opuesto a la libertad es la pobreza y la perfecta libertad sería, por ende, en un mundo donde la riqueza sea repartida de manera igualitaria, de manera que la libertad de la persona siempre dependerá de quién le dé  comer. Así, la libertad se transforma en un subterfugio para implementar políticas redistributivas: le quitó recursos a X para dárselo a Y para que pueda ser más libre. Pero las dicotomías igualdad o libertad/ seguridad o libertad, constituyen falsos dilemas. En suma, la igualdad se encumbra por sobre la libertad porque reducen la segunda (la libertad) a la primera (igualdad de resultados), y finalmente no termina habiendo ni libertad ni igualdad. En realidad hay mayor igualdad, pero como en Venezuela, igualdad de pobreza. Puede sacrificar su libertad por comida y techo, como lo sufrieron los miembros de Colonia Dignidad en Chile. 

Un sexto rasgo del discurso frenteamplista es la hostilidad   a la propiedad privada, al mundo económico, a la empresa y el empresario. Frente a este mundo donde prevalece la explotación, la competencia y el egoísmo, el frenteamplista sacraliza que llama el mundo de “lo público” y ”lo colectivo” (el centro de pensamiento de Beatriz Sánchez se denomina “Saberes Colectivos”). En pocas palabras: Sacralización de lo público y condena de lo privado. 

Un séptimo rasgo consiste en un reduccionismo inaceptable y que consiste en reducir y someter la esfera de la sociedad civil, donde nos desenvolvemos diariamente, a la política, es decir, “todo” es política, de ahí que recurran al concepto de politización en el peor sentido de este término: nada escapa a la política, todo es materia de la política y, por ende, nada escapa del control ideológico del partido de turno. Por ende, acá no estamos hablando de politización en el sentido de que los ciudadanos se interesen por la política y participen de esta (es decir, como antónimo de apatía política). Este concepto de politización, tal como lo utiliza la izquierda, tiene otro significado, y consiste en reducir y someter la vida a la política. El reduccionismo anterior resulta ser inaceptable, tan inaceptable como escuchar a un economista decir “todo es economía”, al químico “todo es reacciones químicas”, al psicoanalista freudiano decir “todo es sexo”, al deconstruccionsita derridiano decir “todo es texto”, al sociólogo decir “todo es una construcción social”, al biólogo decir “todo es biología” o al teórico de género decir “todo es género”.

Captura de pantalla 2019-01-06 a la(s) 23.09.02.png

Cabe añadir que el concepto de política del Frente Amplio se vuelve tan elástico y omniabarcante (todo es política = nada es política) que al final no significa absolutamente nada.  Se desprende de su relato que desean liberar la política de las oligarquías o castas políticas tradicionales y llevarlas a la calle, pero ¿qué quieren decir con esto? Quieren abolir la concepción cratológica de la política (centrada en el poder), esa “Política”, con mayúscula, que se encuentra estrechamente conectada con aquella institución que reclama para sí el poder coercitivo que monopoliza el uso legal de la fuerza: El Estado. 

En virtud de lo anterior resulta ser una componente fundamental del discurso socialista la figura del “militante”, concebido tal como lo hacía Lenin, esto es, un miembro de la vanguardia de iluminados o “revolucionarios profesionales” que deben guiar a las masas que aún no entienden o no quieren entender (o no tienen conciencia de clase) las bondades del nuevo mundo que la ideología (frenteamplista) desea imponer. Incluso celebran en twitter el #DiadelaMilitancia y que la #militanciapopular se siente. Como señala el Partido Poder:

“La cuestión de la militancia es fundamental a la hora de plantearnos nuestros desafíos para el período. Es en este punto donde quizás tengamos uno de los mayores puntos de inflexión con las fórmulas y paradigmas de la izquierda respecto a la formación y vida militantes. Es tiempo de vivir la militancia a conciencia y acostumbrarnos a asumir compromisos desde ya con el pueblo, porque construir y ser parte de un proyecto político, también implica un proyecto de vida”. 

Existe una canal chavista en youtube para quien esté interesado sobre como formarse como un marxista disciplinado y obediente

Existe una canal chavista en youtube para quien esté interesado sobre como formarse como un marxista disciplinado y obediente

También cobra relevancia el concepto castrense de “cuadro político” que son definidos de diferentes manera pero tales definiciones apunta a lo mismo:  son aquellos miembros más entrenados y dedicados del partido. Así, por ejemplo, Partido Poder anunció la formación de una Escuela de Cuadros para hacer frente a los desafíos de este año 2019. Hay que entender este concepto de militancia no se refiere a una simple adherencia a un partido político, puesto que esta militancia demanda una lealtad, obediencia y dedicación total al partido y a la ideología, muy similar a las dinámicas de las sectas religiosa.  En suma, el concepto de politización frenteamplista está muy en sintonía con el fascismo, hitlerismo y el stalinismo, donde politización = ideologización = homogenización ideológica. Como la vida de ellos gira en torno a la política entonces creen que todo es política, un reduccionismo inaceptable y peligroso.

  Mis artículos complementarios (hacer click)

1-Socialismo y comunismo

¿Socialismo? ¿Comunismo? ¿De qué estamos hablando? (por Jan Doxrud)

Socialismo y Comunismo….y los intelectuales. Parte 2 (por Jan Doxrud)

2-Sobre el Socialismo el Siglo XXI

(I) El “Socialismo del Siglo XXI: Marta Harnecker, cultura y hegemonía” (por Jan Doxrud)

(II) El “Socialismo del Siglo XXI: Hugo Chávez y la "cristología" anti-imperialista (por Jan Doxrud)

(III) El “Socialismo del Siglo XXI: Michael Lebowitz y Alan Woods (por Jan Doxrud)

(IV) El “Socialismo del Siglo XXI, los ideólogos: Alexander Buzgalin y Heinz Dieterich (por Jan Doxrud)

(V) El “Socialismo del Siglo XXI: István Mészáros (por Jan Doxrud)

(VI) El “Socialismo del Siglo XXI: Tomás Moulián (por Jan Doxrud)

(VII) El “Socialismo del Siglo XXI: Fernando Atria, del neoliberalismo al régimen de lo público (por Jan Doxrud)

(IX) El “Socialismo del Siglo XXI: Michael Löwy y la ecología como nuevo frente de combate contra el capitalismo (por Jan Doxrud)

(X) El “Socialismo del Siglo XXI: Juan Carlos Monedero, ideólogo de “Podemos” (por Jan Doxrud)

(XI) El “Socialismo del Siglo XXI. Haiman El Troudi: capitalismo y neoliberalismo como origen de todos los males (por Jan Doxrud)

(XII) El “Socialismo del Siglo XXI. Haiman El Troudi: Economía “gramsciana” (por Jan Doxrud)

(XIII) El “Socialismo del Siglo XXI. Haiman El Troudi: La obsesión planificacionista (por Jan Doxrud)

3-Libertad

(I) ¿Qué es la Libertad? (por Jan Doxrud)

(II) ¿Qué es la Libertad? (por Jan Doxrud)

(III) ¿Qué es la libertad? (por Jan Doxrud)

(IV) ¿Qué es la Libertad y el Liberalismo? (por Jan Doxrud)

Reflexiones sobre el Liberalismo (1) (por Jan Doxrud)

Reflexiones sobre el Liberalismo (2) : la propiedad (por Jan Doxrud)

Reflexiones sobre el Liberalismo (3): colectivismo e individualismo (por Jan Doxrud)

Introducción básica a la mentalidad Utópica-Totalitaria (por Jan Doxrud)

4-Política y politización

Política y politización (1), ¿de qué estamos hablando? (por Jan Doxrud)

Política y politización (2): ¿politización o estatización? (por Jan Doxrud)

Política y politización (3): el Estado subsidiario

Política y politización (4): definición del concepto y la concepción socialista (por Jan Doxrud)

Política y politización (5): Fernando Atria y la "desneoliberalización" (por Jan Doxrud)

Política y politización (7): Observaciones críticas sobre el concepción socialista de politización (I) (por Jan Doxrud)

Política y politización (8): Observaciones críticas sobre el concepción socialista de politización (II) (por Jan Doxrud)

5-Neoliberalismo

En busca del Neoliberalismo (1): ¿De qué estamos hablando? (por Jan Doxrud)

En busca del Neoliberalismo (2): Los 13 Mandamientos (por Jan Doxrud)

En busca del Neoliberalismo (3): Más interpretaciones (por Jan Doxrud)

En busca del Neoliberalismo (4): El análisis de Michel Foucault (por Jan Doxrud)

En busca del Neoliberalismo (5): ¿Un nuevo liberalismo? (por Jan Doxrud)

6-Capitalismo

(III) La Escuela Austriaca de Economía: El Capitalismo (por Jan Doxrud)

Evo Morales: ¿acabar con el capitalismo para acabar con la pobreza? (por Jan Doxrud)