(I) Aventurándonos en el mundo H+ : ¿Qué es el Transhumanismo?

(I) Aventurándonos en el mundo H+ : ¿Qué es el Transhumanismo?

Parte 1:  ¿Alguien dijo humanos?

La  palabra  transhumanismo ( y H + = Humanity  plus)  es  poco   conocida  entre  el  público, a  pesar   de  que  actualmente  estamos  viviendo  en un mundo en que los  seres  humanos  estamos cambiando  radicalmente   hasta  el   punto   de   que  ciertos intelectuales, científicos  y  filósofos señalan que (en un futuro  no  muy lejano) existirá  una   ruptura  (antropológica) entre  los  seres  humanos   actuales   y   los   del   futuro, lo   cual   ha   dado   origen  a  conceptos   tales  como transhumanismo  y  posthumanismo, términos   que   rondan   tanto   en   el   ámbito   de  los futurólogos, como en los departamentos de Humanidades y también en las ciencias.

El concepto trans significa “de un lado a otro”, “al otro lado” o “a través de”. Por ende, podemos entender  este   concepto  como  un “ ir más allá de…”. Por ejemplo tenemos el caso de personas transexuales, es decir que, naciendo  con un   sexo   determinado, no  se sienten identificado con este, sintiéndose,   por   el   contrario, identificados  con  otro  (o incluso con ninguno).  En  otras palabras, los transexuales son personas que han “ido más allá” de su sexo de nacimiento para así adoptar   otro   sexo. Así   un   transexual  puede  transitar   del  sexo masculino a uno femenino o viceversa (otros, quizás no se sentirán identificados con ningún “género” pero esta ya es otro tema)

El   concepto   transhumanismo,  por   ende, parece   señalarnos   algo  así  como “más allá de lo humano”, una  idea  que  resulta  ser  extremadamente  radical a primera vista.  Esta  idea  de  un mundo “transhumano” o “posthumano” demandaría de nosotros la compleja tarea de definir qué  es   ser  humano ( del   latín  humus  =  tierra),  es   decir, cual  es  la  línea divisoria entre los humanos y  seres vivos “no-humanos”. Se  dice  que  la “cuna  de   la  Humanidad” está  en  el barranco  de  Olduvai (Tanzania), es  decir,   el   continente   africano   (hipótesis  de  la   Eva mitocondrial). Pero esto puede ser  una  mera  convención  de  los  especialistas. Sucede que  en la década  de   1960   Louis Leakey,  John Napier  y  Philip  Tobias  descubrieron   en   Olduvai  un grupo de fósiles de homínidos con una capacidad  craneana  de  entre  590  y  690 cm3 . Fue  este  descubrimiento  lo  que  llevó  a  estos especialistas   a   establecer u n “nuevo género” denominado “Homo” y dentro de este género  se distinguirían una  serie de especies como el habilis (África), erectus (Java), de Pekín, Rudolfenisis (Lago   de  Rodolfo,  Turkana).  El   célebre   Homo   sapiens   sapiens  fue  encontrado en 1868 en Dordoña (Francia).  Así,   capacidad   craneana,   lenguaje,   uso   del   fuego,   construcción    de herramientas   e   imaginación    simbólica   habrían   sido   algunos   rasgos   necesarios, pero  no suficientes, para comenzar hablar de humanos.

c86d7820545d5f9853851b63e8dbea65.jpg

¿Cuál es el rasgo que se constituye como limite entre humanos y no humanos? ¿Existe acaso una naturaleza   humana?  ¿Existen   rasgos   humanos   universales?   Debemos  acaso afirmar, como piensan   algunos   autores , que   nuestra  naturaleza  consiste en no tener una única naturaleza humana?  Para un creyente podría  ser  el  alma, el  espíritu  o  el hecho de haber sido creados por un Dios.  Así,  en  San  Agustín  de  Hipona  encontramos  una  antropología  geocéntrica, es decir, una concepción  del  ser   humano que se fundamentan  en  Dios. El ser   humano, señala   San  Agustín, fue creado a imagen y semejanza de Dios y, aunque fue hecho junto a las demás bestias, es ese dato nuclear el que explica porqué el ser humano se distingue de los demás animales. Por su parte,  Santo  Tomás  de  Aquino afirmaba que el ser   humano  era  una  unidad  sustancial  entre cuerpo y alma (no una unión accidental en donde el cuerpo   era   un   mero   receptáculo   del alma) y   que  esta  alma  era  creada  desde la nada, creada inmediatamente por Dios. Además, el ser humano está dotado de inteligencia, es un animal racional.

Pero,  ¿qué   hay  de aquellos   que  carecen  de  cualquier creencia en seres, entidades y mundos sobrenaturales? ¿Qué es lo que hace que un “ser”  sea  “humano”   y  lo  separe  de  otros seres vivos no humanos? ¿Es acaso el lenguaje? ¿el uso de la razón? Pero otros animales no humanos también tienen su propio lenguaje   y   cierto  uso  de  la  razón como los bonobos o chimpancés (que pueden confeccionar herramientas rudimentarias).  Pero  quizás, en  los  seres  humanos   esta   racionalidad   y uso del lenguaje son más sofisticados y complejos, lo mismo que la confección de herramientas (ningún orangután   sería   capaz   de   hacer   un  computador o   un auto). Pero de acuerdo a esto último entonces ¿aquellas personas que aún viven en tribus serían menos humanos debido a que poseen un   lenguaje, costumbres  y  conocimientos  menos  sofisticados   y   complejos? ¿Y   si dijésemos que  los  seres humanos son seres humanos debido a su apariencia externa? De   acuerdo  a  esto, son   seres   humanos  quienes  en  efecto “parecen” seres  humanos, es  decir, tienen “apariencia física de seres humanos”. Pero esto quizás plantearía ciertos problemas en un futuro lejano. Por ejemplo, dada la rapidez con que se ha desarrollado la robótica, podrían construirse robots con una apariencia 100% humana como aquellos replicantes de la película Blade Runner o la mujer en la película “Ex Machina”.

Por otro lado, si definiéramos a los seres humanos por su uso de la inteligencia y por el uso del lenguaje,  podría  suceder  que  un  test de Turing  podría  engañarnos  y  hacernos  pensar que estamos interactuando, por medio de un computador, con un ser humano cuando en realidad lo que hay del otro lado  es  un  programa   computacional   capaz  de  interactuar  con  nosotros  y hacernos creer que es una persona utilizando un computador.

Pero los problemas no terminan aquí. Si definiéramos a los seres humanos solamente por su racionalidad, inteligencia y el uso del lenguaje, entonces, ¿qué sucedería con aquellos seres humanos   con   problemas  cognitivos  o  psicomotrices? ¿Acaso  serían   menos   humanos?

1200x630bb.jpg

¿Sería correcto definir a un ser como “efectivamente humano” por el hecho de tener un código ético-moral del que carecen otros animales, es decir, diferenciar el bien del mal? Pero esto último nos plantea un problema que consiste en saber si acaso los homicidas, traficantes de personas y sicarios sin escrúpulos serían efectivamente seres humanos o, por el contrario, quedarían al margen de la humanidad.

¿Y si los seres humanos son aquellos que poseen conciencia y autoconciencia? (en la película Ex Machina, ya no se trata de saber si estamos o no ante un robot, sino saber este si este posee o no conciencia) ¿O acaso el ser humano esta solamente definido por su estructura cerebral y otros rasgos fisiológicos y genéticos?

Como vemos, no es fácil dar una definición acabada de “ser humano”. Este es un concepto que puede variar entre distintos grupos de personas, por ejemplo para un racista extremo el concepto de humano puede ser bastante limitado ( y llevar a terribles consecuencias como el genocidio de los judíos o la esclavitud de personas afroamericanas). Tras el descubrimiento de América los españoles se enfrascaron en serias discusiones sobre el estatus de los pueblos aborígenes ¿eran acaso humanos? En América del Norte estos pueblos corrieron peor suerte, puesto que llegó a la conclusión de que no tenían alma. Lo mismo sucede con aquellas personas que vivieron hace miles de años en las polis griegas, en la Europa feudal, en el Imperio Romano y para qué hablar de aquellos primeros homo sapiens que ni siquiera tuvieron una concepción de “ser humano”. El comunismo también marginó a grupos personas “de la humanidad” ya sea por ser considerados como burgueses adinerados o kulaks explotadores de campesinos, de manera que podían ser perfectamente sacrificados en nombre de la ideología.

derechos-humanos-universales.jpg

Con   lo   anterior quiero   dar   a   entender   que   la   noción de “humanidad” ha ido mutando o cambiando   a   lo   largo   de  los siglos no solamente dentro   de   lo que   denominamos   como “civilización   occidental” sino    que     también    en   otras culturas   no occidentales. Es por ello que debemos tener en consideración que  el  concepto de Derechos  “Humanos” es una creación reciente   y   que  está  lejos  de  ser aceptado acríticamente por todos los países del mundo (por ejemplo China  y  las  teocracias  islámicas). Los Derechos Humanos no serían compatibles con las interpretaciones literales ya sea de la Sharia, el Corán o pasajes del Antiguo Testamento.

Fin Parte 1