(II) Aventurándonos en el mundo H+ : ¿Qué es el Transhumanismo?

(II) Aventurándonos en el mundo H+ : ¿Qué es el Transhumanismo? 

Parte 2:  El Tranhumanismo

Ahora bien igualmente, en la práctica, tenemos una concepción “pre-teórica” de lo que es “ser humano” lo que nos permite reconocernos y reconocer a otros como tales y saber diferenciar un humano de un ser vivo no humano. Por ejemplo cuando somos testigos de actos criminales o asesinatos, decimos que todo aquello es "inhumano" o utilizamos expresiones como "falta de humanidad" o "nos estamos deshumanizando".

Regresemos al tema del artículo: el transhumanismo. Existe un consenso de que el término fue acuñado en 1957 por Julian Huxley (1887-1975), hermano de Aldous,  autor   de   “Un   mundo   feliz”  y  nieto  de  Thomas  H.  Huxley. Este  concepto de transhumanismo formaba parte de su teoría de la evolución humana que, a su vez, estaba conectada con la idea de que esta especie (humana) terminaría por trascenderse a sí misma. Es decir, así como los actuales humanos guardan poca relación con los primeros humanos surgidos hace cientos de miles de años atrás, se puede aseverar que en el futuro se producirá una ruptura antropológica radical entre nuevos los seres humanos tal como los que concebimos en la actualidad y aquellos que surgirán en algún futuro. Por su parte, el futurólogo iraní Fereidoun M. Esfandiary (1930-2000), conocido como FM-2030 (esperaba vivir hasta el 2030) señalaba que un transhumano era simplemente un ser humano en transición. Ejemplos de estos eran las personas que utilizaban prótesis, aquellas que se sometían a cirugías plásticas, los andróginos, los que utilizaban la fertilización in Vitro y quienes hacían un uso masivo de los nuevos medios de comunicación

Captura de pantalla 2017-08-25 a la(s) 20.54.52.png

Autores más recientes como el filósofo y futurólogo Max More, ha señalado que el ser humano constituye una etapa o fase transitoria entre nuestra herencia animal y un futuro posthumano que será alcanzado por medio de la ingeniería genética, la nanotecnología molecular, inteligencia artificial, intensificadores de inteligencia, etc. Algo similar, en el plano filosófico, moral y el desarrollo personal, había sentenciado Friedrich Nietzsche (1844-1900), quien señaló que el hombre era como una cuerda tendida entre el animal y el superhombre, y que el hombredebía ser superado. Michel Foucault (1926-1984 ) en hacia el final de su obra “Las palabras y las cosas” también deja entrever su concepción antiesencialistas y, por ende, transitoria y fugaz del concepto de “hombre” (ser humano). De acuerdo a Foucault y otros intelectuales (por ejemplo, Heidegger) el ser humano tendría un fundamento lingüístico, es decir, es una mera construcción discursiva que va cambiando en la medida en que cambian los discursos sobre qué es ser humano. En palabras de Foucault:

“En todo caso, una cosa es cierta: que el hombre no es el problema más antiguo ni el más constante que se haya planteado el saber humano. Al tomar una cronología relativamente breve y un corte geográfico restringido —la cultura europea a partir del siglo XVI— puede estarse seguro de que el hombre es una invención reciente. El saber no ha rondado durante largo tiempo y oscuramente en torno a él y a sus secretos (…)El hombre es una invención cuya fecha reciente muestra con toda facilidad la arqueología de nuestro pensamiento. Y quizá también su próximo fin.”

Julian, quien acuñó el término Transhumanismo, junto a su hermano Aldous Huxley, autor, entre otras obras, de "Un mundo feliz" (Brave New World)

Julian, quien acuñó el término Transhumanismo, junto a su hermano Aldous Huxley, autor, entre otras obras, de "Un mundo feliz" (Brave New World)

El transhumanismo podría ser concebido como una suerte de regreso a la eugenesia que promovió Francis Galton en el siglo XIX y que fue tan popular en la izquierda progresista del mismo siglo (por ejemplo George Bernard Shaw*) y satanizada tras los experimentos llevados a cabo por el nazismo. Pero el Transhumanismo toma distancia de la eugenesia decimonónica y condena las políticas coercitivas basadas en criterios raciales y de clases. El transhumanismo no puede ser homologado a la antigua eugenesia solamente porque se encuentre estrechamente conectado con la idea ilustrada de progreso y el mejoramiento (enhancement) de las capacidades físicas e intelectuales de la especie humana por medio de la biotecnología y la medicina.

Por lo demás, formas de eugenesia (que en sí misma no es algo malo si la entendemos como el mejoramiento de ciertos rasgos humanos, evitar enfermedades y otras numerosas patologías) opera sin problemas en la actualidad. Quienes no pueden tener hijos por diversas razones, pueden escoger a madres subrogantes basándose no sólo en su historial médico, sino que también aspectos estéticos como características externas como color de ojos, piel y cabello (si es que tiene alguna preferencia específica desde un punto de vista estético). En un futuro no muy lejano la “edición de genes” será una realidad y, por medio de esta, será posible modificar los genes de un óvulo o embrión con el objetivo de corregir enfermedades genética como la fibrosis quística. Pero podemos ir un paso más allá e imaginar la manipulación genética con fines simplemente estéticos. Actualmente se está trabajando la posibilidad de colocar en el cerebro implantes neuronales que funcionan como prótesis biomédicas en áreas que se han tornado disfuncionales. Si tenemos secuenciado nuestro genoma y sabes que ciertasmutaciones concretas se traducirán en altas probabilidades de seer víctima de cáncer, ¿no desearías hacer algo al respecto?

eugenesia.estados.unidos.jpg

En suma, la perspectiva transhumanista posee una visión no esencialista de “lo humano”, en otras palabras, concibe la naturaleza humana como algo infinitamente maleable. Como señala uno de sus principales teóricos y académico de la universidad de Oxford, Nick Bostrom, el transhumanismo constituye una nueva forma de pensar sobre la premisa de que la condición humana es esencialmente inalterable. Por su arte, la Asociación Transhumanista define este concepto tal como sigue:

“El transhumanismo o H+ (Humanidad Plus) es un movimiento cultural e intelectual que afirma la posibilidad y necesidad de mejorar la condición humana, basándose en el uso de la razón aplicada bajo un marco ético sustentado en los derechos humanos y en los ideales de la Ilustración y el Humanismo. Esta mejora se llevaría a cabo desarrollando y haciendo ampliamente disponibles tecnologías que aumenten las capacidades físicas, intelectuales y psicológicas de los seres humanos. Muchas de estas tecnologías ya existen o están en vías de desarrollo, y su aplicación a gran escala sin duda modificará a la sociedad de muchas formas, de modo análogo a la aplicación de las tecnologías informáticas en tiempos recientes. Es por ello que una extensa discusión sobre las formas en que la tecnología modificará a la sociedad es necesaria, para prever con acierto los escollos que puedan surgir y sus potenciales soluciones”.

Captura de pantalla 2017-08-25 a la(s) 21.20.17.png

De acuerdo a Max More el transhumanismo sería una filosofía de vida que busca activamente la continuidad y aceleración de la evolución de la vida inteligente más allá de su forma humana actual y que busca superarlas limitaciones propiamente humanas por medio de la ciencia y la tecnología. De acuerdo a esto, un “transhumano” vendría a ser una forma intermedia entre el ser humano y un posthumano. La filosofía transhumanista concibe a un posthumano como un “ser” futuro cuyas capacidades básicas exceden radicalmente a las de los seres humanos a tal punto que son capacidades consideradas como no humanas.

Debe quedar claro que el transhumanismo no es una mera utopia tecnológica, puesto que esta no se basa simplemente en ideas sin sustento empírico, todo lo contrario, muchas de las ideas transhumanistas se fundamentan en los avances científicos y en el desarrollo de nuevas tecnologías. Ahora bien, existen ideas más cuestionables como la del multifacético inventor y director de ingeniería de Google, Ray Kurzweil quien cree que se podrá alcanzar la inmortalidad mediante un “downloading” de nuestra conciencia en un hardware, de manera que “la mente” sería una suerte de “software” que puede descansar en cualquier base material, más allá del cerebro, lo que tendría como consecuencia que el ser humano se transformaría en un ser post-orgánico.

                                                                          Ray Kurzweil

                                                                          Ray Kurzweil

Si bien el movimiento transhumanista no constituye una suerte de doctrina unificada, se han creado importantes páginas webs y fundado institutos y grupos de estudios sobre esta temática. Un hito importante fue la fundación, por Nick Bostrom y David Pearce, del World Transhumanist Association, también tenemos la página Humanityplus.com, Kurzweil Accelarating Intelligence y el Future of Humanity Institute (dirigido por Nick Bostrom) de la Universidad de Oxford.

 

* Recordemos las siguientes palabras del Nóbel de Literatura: "Deben conocer al menos a media docena de personas que no son de ninguna utilidad en este mundo que son más problemáticos que útiles. Vayan y díganles: "Señor o señora,¿Sería tan amable de justificarme su existencia?" Si no pueden justificar su existencia, si no cumplen con su parte, si no producen tanto como consumen o a ser posible más, entonces está claro que no podemos utilizar una gran organización o nuestra sociedad para mantenerlos vivos, porque su vida no nos beneficia y no puede serle de mucha utilidad a ellos tampoco."