(I) ¡Tenemos derechos…! pero, ¿qué es un derecho? (por Jan Doxrud)

(I) ¡Tenemos derechos…! pero, ¿qué es un derecho? (por Jan Doxrud)

¿Qué   son   los   derechos? No me refiero a la ciencia jurídica  que  ya  he abordado en otros dos artículos  (haga   click  en  Derecho 1  y  Derecho 2). Me  refiero  lisa y llanamente a ese concepto que   escuchamos   en   personas   cuando   reclaman   “tengo   derecho a….” ¿Qué  significa esa, aparentemente,  simple  frase? Este  es  un  concepto   que   escuchamos  a  diario en el debate público pero, aún así, parece  ser  una palabra   que  por   su  misma familiaridad   resulta  difícil  precisarla. Por ejemplo   en   la   página   de   la  Dirección  del Trabajo del Gobierno de Chile podemos leer:

“Los  derechos  fundamentales   son   aquellos   derechos inherentes a la  persona, reconocidos legalmente y protegidos procesalmente, es decir   son   los   derechos   humanos positivisados. También   pueden   conceptualizarse - los   derechos   fundamentales - como aquellos derechos subjetivos que corresponden a todos los seres   humanos   dotados   de  status de personas, de ciudadanos o personas con capacidad de obrar”.

Por su parte la Organización de las Naciones Unidas nos proporciona la siguiente definición de “Derechos Humanos”

“Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de   nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles”.

Como  se  puede  apreciar, en  ambos  casos no se define “qué es” un   derecho y, más bien, se da como  entendida la definición y se pasa a explicar cuál es su relevancia  y  sus  características.  En la primera   cita   leemos   que   “los   derechos fundamentales son aquellos derechos inherentes a la persona”, y más  adelante  lo “conceptualiza”  como  derechos  subjetivos  que corresponden al ser humano,  de   manera que no define qué es un derecho. Lo mismo sucede con la definición de la ONU en donde los derechos humanos se definen como “derechos inherentes”.

En Chile hemos   estado   también   enfrascados   en  el debate en torno al concepto de “derecho social” y   su   vilipendiado   contrario: los   bienes   de   consumo   que   se transan en el (también vilipendiado) mercado. De   acuerdo   a   esta   lógica,  un  “derecho   social”  no   es  un   “bien de consumo”, por   lo   que   no   obedecería   a  las   “leyes   o   la   lógica   del mercado”, de manera que  debe  ser “gratuito” y otorgado por el Estado. Por ejemplo, tenemos el caso de la educación, ¿es  un bien de consumo o un bien social? ¿Puede ser ambos? ¿Se puede lucrar con la educación? ¿Nunca? ¿Algunos ¿Nadie?  Si es “Nadie”, entonces ¿por qué? Las preguntas siguen:

_____________________________________________________________________________

- Un derecho social, ¿no es un bien de consumo?

-Un derecho social ¿escapa de la órbita del mercado?

-¿Cómo se financia un colegio: infraestructura, salarios, computadores, etc?

-¿Cómo se financian los derechos sociales?

-¿Sin un mercado para los factores de producción y bienes de consumo, ¿es posible siquiera pensar en una sociedad de derechos?

-¿Toda necesidad es un derecho social?

-¿Por qué no transformar todas las necesidades en derechos sociales?

-¿Bajo qué criterios podemos señalar que X es una necesidad pero no un derecho social? (gratuito y otorgado por el Estado,)

Izquierda-Libertaria-marcha.jpg

Uno de los protagonistas dentro de este debate es el abogado Fernando Atria que explica los derechos sociales como sigue:

Los derechos sociales contienen la idea de que ciertos aspectos del bienestar de cada uno son responsabilidad de todos, y porque descansan en la idea de la realización recíproca, no pueden ser entendidos como indiferentes a la cooperación

De acuerdo a Atria, los derechos no son mercancías que se transan en el mercado, de manera que escapan a la "lógica del mercado" A continuación resumo esta postura en el siguiente esquema

Captura de pantalla 2017-10-08 a la(s) 19.16.44.png

___________________________________________________________________________

Ahora pasemos a revisar algunas definiciones de “derechos” dada por la RAE:

1) Facultad del ser humano para hacer legítimamente lo que conduce a los finesde su vida.

2) Facultad de hacer o exigir todo aquello que la ley o la autoridad establecee nuestro favor, o que el dueño de una cosa nos permite en ella.

3) Facultades y obligaciones que derivan del estado de una persona, o de sus relaciones con respecto a otras. El derecho del padre. Los derechos humanos.

Demos un paso más allá del diccionario y exploremos con mayor detenimiento el concepto de “derecho” ¿Qué   son   los   derechos?   ¿Cómo   debemos   entender   este   concepto   cuando escuchamos  a personas reclamando por su “derecho” a la vivienda, a la salud, educación, a un trabajo digno, etc? Para que una persona reclame “X” como un “derecho” es porque, en primer lugar, necesita ese X a tal punto, es decir, es tan fundamental para la persona que es necesario que se constituya en un “derecho”. Así, y en segundo lugar, el reclamo por un derecho parte por una necesidad o carencia. Así, como primera aproximación, podemos señalar que un “derecho” nace de una necesidad o carencia fundamental. Para ponerlo en otros términos, no exigimos que “X” se constituya en un derecho si percibimos que “X” no es relevante y necesario para nuestras vidas. Para ponerlo en términos claros, podemos reclamar el “derecho a la salud” pero no el “derecho” avacacionar en el sudeste asiático o a tener un ventilador en la casa. De acuerdo a lo anterior, no toda “necesidad” puede convertirse en un “derecho”.

Cover.jpg

Continuemos avanzando con este razonamiento. Una vez que “X” se constituye en un “derecho”, ¿qué sucede? ¿Por qué razón los individuos de una sociedad dada reclamaban que “X” se constituyese en un derecho? ¿Qué implicancias tiene lo anterior? Debemos pensar que este nuevo derecho conseguido por la sociedad será suministrado y garantizado por “alguien” distinto a quienes reclamaron ese derecho. Actualmente ese “alguien” es lo que denominamos bajo el nombre de “Estado” y el gobierno que maneja las riendas de este.  Pero el Estado obtiene sus recursos de la sociedad, es decir, no produce riqueza alguna. Tenemos pues, que el concepto de derechos sociales actuales van está unido al Estado moderno. Vamos, entonces, extrayendo algunas ideas. Si yo reclamo “X” como un “derecho” entonces, paralelamente, se crea como contraparte una “obligación”. Por ejemplo, si reclamo que la educación es un derecho social, estoy señalando que otros (“alguien”) tienen la “obligación” de garantizarme esa educación como derechos social y, por ende, “gratuita” (aunque nada es gratis). Si ese alguien, el Estado, garantiza ese derecho y lo hace efectivo, entonces yo estoy facultado para ejercer ese derecho.

Vamos resumiendo. Un derecho nace de una necesidad o carencia que es reconocida por una comunidad dada (educación, salud). Así tenemos que existe un “sujeto de derecho” que puede ser individual (persona física), colectivo (sociedad civil, nación) y no humano (derechos de los animales). Otro punto relevante es que (para algunos) los derechos son absolutos en sentido limitado. Con esto no me refiero a que “no soy libre de matar o robar” (no soy libre), sino que, dadas ciertas condiciones, ciertos derechos básicos pueden ser suspendidos. Así la amenaza terrorista ha significado cierto grado de libertad en las personas y ha llevado a EEUU a realizar detenciones fuera de la ley en Guantanamo en nombre de la “Seguridad Nacional”. Otro ejemplo son los límites de la libertad de expresión cuando somos testigos de discursos que incitan el odio.

Fin parte 1