(6) Una pseudociencia llamada Grafología. Cuestionamientos críticos (II) (por Jan Doxrud)

(6) Una pseudociencia llamada Grafología. Cuestionamientos críticos (II) (por Jan Doxrud)

Volviendo  a  Bunge, la grafología es  una  pseudociencia, un campo de conocimientos con una serie de rasgos  que  los  resume en  la  siguiente  decátupla, que  creo  es necesario leerla más de una vez y tenerla en mente a la hora de entender  la  línea que separa  la  ciencia de las pseudociencias. El autor señala que una pseudociencia es un campo de conocimientos 

C= C, S, G, D, F, E, P, K, O, M. 

C = conocimiento

S = sociedad

G = cosmovisión

D = dominio específico

F y E = Trasfondo forma y específico

P = problemática

K = fondo de conocimeinto

O = objetivos

M = métodos

 A continuación cito las palabra sde Bunge al respecto:

“C es  la  comunidad  de  creyentes  que  no  realiza  una  investigación  rigurosa;  la sociedad anfitriona S margina a  C  o  la  tolera  por  razones  prácticas,  tales  como  que  es  un  buen  negocio  o  presta  apoyo ideológico;  la  perspectiva  general  o  cosmovisión  G  ya  sea (a)  una  ontología  que contempla entidades o procesos inmateriales, tales como espíritus desencarnados y la psicokinesia; ya sea (b) una gnoseología que hace  lugar  a  los  argumentos  de  autoridad o a  modos  paranormales  de  conocimientos  asequibles sólo a  los  iniciados  o  a  aquellos  entrenados para interpretar ciertos textos canónicos; ya sea (c) un ethos que, en lugar de ser el de la libre búsqueda de la verdad, es el de la cerrada defensa del dogma;

El  trasfondo  formal  F  es, por  lo  general,  modesto. No  siempre   se   respeta   la   lógica,  y el modelado matemático  es  la  excepción  en  lugar  de  la  regla; más  aún,  los  escasos  modelos  matemáticos  que  se  han  propuesto (por  ejemplo , para  los  fenómenos psi) no son pasibles de puesta a prueba, y son, por ende, farsas; El  dominio  o  clase  de  referencia  D  contiene entidades irreales o, al menos, no certificables, tales como influencias astrales, pensamientos descarnados, súper  yoes, conciencias  colectivas, voluntad nacional, destino, ovnis y otras  cosas  parecidas; El trasfondo específico E es muy pequeño o, incluso, inexistente: una seudociencia  aprende  poco  o  nada  de  otros  campos de conocimientos; de igual modo, contribuye poco o nada al desarrollo de otros campos de conocimientos;

Captura de pantalla 2018-07-20 a la(s) 11.37.01.png

La  problemática  P  incluye  muchos  más  problemas  prácticos,  relacionados  con  la  vida  humana (en particular con cómo sentirse mejor e influir  sobre  otras  personas), que  problemas cognitivos;  de  ahí que a la mayoría de las seudociencias  se  las  describa  mejor  como seudotecnologías; El fondo de conocimiento K es prácticamente estático y contiene  numerosas  hipótesis  no  contrastables o, incluso, hipótesis falsas que son  contradictorias  con  hipótesis  científicas  bien  confirmadas. Y no contiene siquiera una sola hipótesis universal y bien confirmada  que  sea  parte  de  un  sistema  hipotético - deductivo, es  decir,  no  contiene enunciados legales; Los objetivos O son principalmente prácticos en lugar de cognitivos, en correspondencia con su problemática P;  en  particular,  esos  objetivos  no  incluyen  las  metas  típicas  de  la investigación científica,  a  saber,  hallar  o  aplicar  leyes, y  comprender  y  predecir  hechos  en  términos  de  esas  leyes;

Los  métodos  de   M   no   son   controlables  por  medio  de  procedimientos  alternativos  (en  particular científicos), ni justificables mediante  teorías  bien  confirmadas; en  especial, la  crítica  no  es  bienvenida en las comunidades  seudocientíficas; No  hay  otro campo de conocimientos, salvo quizá otra seudociencia, que se superponga con una seudociencia y esté, de  este  modo, en  situación  de  enriquecerla  y controlarla: en la práctica,  toda  seudociencia se  halla  aislada; Los  miembros  de  todos  y  cada uno  de  los  últimos ocho  componentes  de  esta  decátupla  apenas  cambian  con  el  tiempo; y cuando alguno cambia, lo hace en aspectos muy limitados y como resultado de la controversia, la  competencia  en el negocio o las presiones externas, antes que por medio de la investigación científica.”.

Así  con  respecto  al  conocimiento  o  C, la grafología ha demostrado que carece de investigaciones científicas  rigurosas,  y  que  constituye  un  buen  negocio (basta  que el  lector  busque en la web la cantidad de servicios que ofrece la grafología, desde cursos superficiales, hasta estudios de postgrado). La ontología de la grafologíaes una que da  cabida  a  entidades  incorpóreas y anticientíficas, como por ejemplo, la existencia de un súperyo,  un  ego  y  un  ello, la  existencia  de  represiones  mentales completamente  olvidados  que  se  manifestarían  a  través de la escritura. También tenemos que F o fondo de conocimiento  es estático, esto es, la grafología  no ha realizado avances importantes desde cuando fue creada, lo cual constituye una característica básica de las pseudociencias. La grafología no contiene hipótesis universales y confirmadas, como  lo  han  corroborado el científico Geoffrey Dean o   Barry  Beyerstein.   La   grafología   está   aislada,  no   se  nutre  de  otras  ciencias,  ni  tampoco aporta a otras.  En cuanto a la metodología, esta no resulta ser  en  sí misma crucial, puesto que hasta los parapsicólogos,  mediums,  tarotistas  y  exorcistas  poseen  un  "método". Siguiendo a Bunge, un método  consiste  en  un" procedimiento  regular  y  bien especificado para hacer algo, una secuencia ordenada de operaciones dirigidas a un objetivo". En lo que respecta al método científico implica los siguientes pasos:

1-Inspección de un cuerpo de conocimiento.

2-Elección del problema dentro de este cuerpo de conocimiento.

3-Formulación o reformulación del problema.

4-Aplicación o invención de un enfoque para afrontar el problema.  

5-Solución tentativa (hipótesis, teoría, diseño experimental, instrumentos de medida) 

6-Evaluación de la solución tentativa a la luz tanto de la prueba como del conocimiento del trasfondo.

7-Revisión o repetición de cualquiera de los pasos previos.

8-Evaluación final (hasta nuevos descubrimientos) 

 Mario Bunge, a meses de cumplir 99 años

Mario Bunge, a meses de cumplir 99 años

Cabe  aclarar  que no hay que confundir la grafología con los aquellos especialistas y expertos en examinar la validez  de  determinados documentos ni con la caligrafía forenseAsí, por ejemplo, si existe una disputa en cuanto a una herencia, el experto examinará la letra del difunto para corroborar que no sea una falsificación. Saben  sobre  la  historia de los papeles, sobre la tinta, estilos de escritura (así por ejemplo, el estilo  de  la  escritura  de  la  primera  mitad  del  siglo  XIX  no es lo mismo que como se escribe hoy en día y probablemente cambiará rápidamente en el futuro), escritura carolingia, gótica y para que hablar, aquellos que examinan los evangelios para determinar  su veracidad, su data de tiempo, etc. Así, para examinar los textos  de  Nag  Hammadi,  no  sería  conveniente recurrir a un grafólogo, sino  que  a  un  experto  como  Geza Vermes o Bart Ehrman. Por tanto, mientras el experto en documentos revisa el papel de la herencia, analizando químicamente la tinta, comparando la letra del difunto  con  otros  de  sus  documentos, en  otras  ocasiones  examinará las filigranas, etc. Aquí, el  grafólogo  no es de ninguna utilidad, podrá quizá decirnos las “supuestas” motivaciones que llevó al difunto a dejar la herencia a tal persona, también su temperamento, en que estado emocional se   encontraba   cuando  escribió  el   testamento,  etc. Y  qué  decir  acerca  de  un  grafólogo  frente  a un  texto  de  Nag  Hammadi,  ¿qué  sucede  en  esos  casos?  Igualmente   aplicarán   sus   criterios, sobre la presión, los trazos sin tener en cuenta el contexto en que fueron escritos? Me pregunto si los expertos en textos paleocristianos  acuden  a los grandes conocimientos de los grafólogos. Por lo tanto no hay que confundir estas disciplinas, ya que la grafología se encuentra en las antípodas de las otras mencionadas, ya que carece de la seriedad y rigurosidad de las primeras.

La  grafología  se  mantiene  al  margen  de  la  comunidad  científica.  Como  señaló  Beyerstein, no es sorprendente que cualquier estudio que sea de gran mérito dentro del ámbito de  la  grafología, sólo sean publicados por grafólogos, ya sea en panfletos  o  en  revistas  de  su  propiedad  y  también en  revistas  de  contenido  poco  relevante. El  punto  es  que  no ha ganado un espacio en el mundo científico. Además me pregunto, ¿cuál es el campo de  estudio  propio de la grafología? Pregunto esto puesto que su rango de aplicación es tan vasto,  que  de  sólo  leer  lo que dice ser capaz de hacer, uno sospecha  inmediatamente  de  la  grafología.  La  grafología  hace  eco  de  poder  predecir  un  gran número  de  cosas, como  si  alguien  es apto para un trabajo o no, si tiene tendencias a ser depresivo, si es optimista, si la persona es honesta, su nivel intelectual, su desarrollo espiritual, desarrollo moral, su  capacidad  socializar,  su  afectividad, etc. Esto lo señale más arriba, y viendo este pequeño listado acerca de lo que la grafología puede hacer, no  nos  queda  más  que  cerrar  las  escuelas de psicología y neurociencias, debemos renunciar  a  estudiar  empíricamente  la  conducta  humana, ya  que ¿para que seguir invirtiendo en investigación y desarrollo si el simple análisis de la  escritura  basta? Y más aún en nuestros días donde se dan pequeños cursos en donde en menos  de  un año una persona ya se cree capaz  de  ejercer  su  profesión  como  grafólogo, lanzando por la borda cientos de años de investigaciones sobre teorías de la personalidad. 

Captura de pantalla 2018-07-20 a la(s) 12.07.23.png

Incluso la grafología se ha estrenado un nyevo campo de estudio: la paidografología. Me parece grave leer en páginas web, como el caso de afirmaciones como la que sigue:

Ahora  bien  en  cuanto  a  la  Grafología  Infantil  o  paidografología, como  ya se ha mencionado el objeto  de  la  misma  es  el  estudio  específico  de la escritura del infante. Mediante ella puede conocerse el estado psicosomático y gráfico de un niño. Si  se  cuenta  con  escritos  o  grafías  anteriores se puede conocer cuál es la base de la personalidad del niño. Analizar este  material  permite  conocer  su  desarrollo  mental  y emocional ya que muchas veces la madurez y la edad cronológica no coinciden.”