(II) Economía, conducta humana e incentivos (por Jan Doxrud)

(II) Economía, conducta humana e incentivos (por Jan Doxrud)

Dentro  del   enfoque   económico,   los   incentivos   son c ruciales.  Muchas veces nos  dejamos   llevar  por metas  u  objetivos   muy   nobles,  pero   no   somos   lo   suficientemente   conscientes   de   que   tales   objetivos   y   metas   nobles   pueden   generar   incentivos   perversos.  Hemos  sido testigos   de  ciertas   consecuencias,   al  parecer,   no   anticipadas  por  losindependistas  catalanes, que    han   sido   testigos   de   cambios   de   sede   sociales   de   bancos   y   de  otras  empresas que amenazan   con   irse    de    Cataluña   frente   a   la   posibilidad    de   que   esta   salga   de   la   zona   euro.   Los   políticos,  aparentemente,  aún   no   comprenden que la lógica económica no puede   ser   sometida   a   la   lógica   política.  

Conocida es la historia de aquella aldea que tenía un grave problema que tenía  a la población   en   pánico:   una    plaga   de   ratas. El   alcalde   decidió  tomar el toro por las   astas   y   procedió   a comprometer  a  sus   ciudadanos a  eliminar  la  plaga. Ofreció  10  dólares  por   rata capturada y  5   dólares  más   para   quienes  se  dedicasen a  quemar sus restos. En un  comienzo  el  alcalde  se sintió orgulloso  de  su  iniciativa  de  terminar  de  una  vez por todas con las  ratas  involucrando  a  la  propia   comunidad   en   el  proceso. El problema fue que las ratas nunca desaparecieron del todo. Tras investigar la causa de esto, se descubrió que los cazadores de ratas comenzaron  a  ver  que  cazar ratas era un buen negocio e manera que no tenía sentido terminar con la plaga, de manera  que  decidieron  cazarlas  pero  a  la vez  establecer un criadero de ratas para asegurarse de que siempre habrían ratas para cazar y cobrar los 5 dólares. Todo esto se hizo tras  una negociación  con aquellos encargados de quemar a las ratas una vez muertas. El alcalde, ante esto, amenazó  con  castigar a los malhechores pero estos amenazaron con soltar a las ratas que tenían en sus criaderos e inundar a la ciudad con estas.

 Incentivos económicos crearon incentivos perversos en algunos profesores

Incentivos económicos crearon incentivos perversos en algunos profesores

Historia   como   el   de   las   ratas   han  sucedido con las políticas prohibicionistas como sucedió en   EEUU   con   la  prohibición del alcohol: nobles objetivos pero que crean incentivos perversos, en   este   último   caso,  gangsterismo y producción al margen de la ley. Podemos citar el caso de la   noble   causa   de   Greenpeace   de   terminar   con   la   matanza  de focas, pero que terminó por   arruinar   el   sustento    económico   de   los   Inuit   en   Canadá.  También   tenemos el caso del   experimento   en   guarderías  en  Israel   en   donde   se   impuso   una   multa   a  los padres que   iban   a   retirar   atrasados  a  sus  hijos. La   sorpresa  fue que los atrasos no cesaron y, más bien, aumentaron. ¿Por qué? No se comprendieron los incentivos y la medida sólo vino a sustituir un   incentivo   moral (estigma   social  de  llegar retrasado a buscar a un hijo) por uno monetario (padres se siente justificados, están pagando) con el cual los padres se sintieron justificados para retirar tarde a sus hijos. Piense el lector en las consecuencias no previstas y previstas de instaurar un  Renta   Básica Universal  (ver mis artículos al respecto) en donde los ciudadanos reciben una suma de dinero…a cambio de nada.

Como señalaba el economista francés Frédéric Bastiat, lo importante en economía es aquello que “no  se  ve”, es decir, aquellas  consecuencias imprevistas y que emergen a partir de la aplicación de   ciertas   medidas.  Antoine de Saint-Exupéry señalaba que “lo esencial es invisible a los ojos”. ¿No le  gustaría  al  lector  que el gobierno decretara que el arriendo de todas las casas de lujo en la   playa  fuese  de  500.000 mensual ? ¿Qué le parecería al lector si el líder carismático de turno decretara que los impuestosde la nación los pagaría el Banco Central para alivianar la carga a los ciudadanos?  ¿Qué  tal  si   el   gobierno decretara que todas las empresas aumentaran en un 30% los salarios y rebajará la jornada laboral a 5 horas diarias? Si responde que sí a estas preguntas, entonces el lector debe estudiar economía

Captura de pantalla 2017-10-12 a la(s) 09.18.35.png

En fin, el análisis económico parte de una serie de supuestos:

1-Los recursos son escasos (por ejemplo, los recursos del Estado, su presupuesto, el tiempo que dispone una persona)

2-Los recursos tienen usos alternativos (que compiten entre sí), puesto que si tuviesen un solo uso, todo sería más fácil y simple (El Estado debe gastar en: Defensa, Salud, Educación, pensiones, etc)

3-El ser humano debe planificar, priorizar y elegir, de manera que no se pueden satisfacer todas las necesidades.

4-Las necesidades humanas son ilimitadas, múltiples y compiten entre sí.

5-Toda elección tiene un coste de oportunidad (aquello a lo que se renuncia por elegir “A”) o implica una sustitución incremental (si gasto en salud, gastaré menos en educación).

6-Toda elección comporta un análisis de coste-beneficio que podemos hacerlo cuidadosamente de manera explícita o de manera automática.

7-Todas las personas son movidas por incentivos.

8-Una cosa son los OBJETIVOS y otra son los INCENTIVOS que se generan por alcanzar esos objetivos.

9-En economía hay que pensar sistémicamente.  Los fenómenos económicos son producto de múltiples causas. (“para que todos puedan tener acceso a los alimentos, forzaremos a los comerciantes a bajar sus precios”). La economía constituye un sistema compuesto por subsistimos que se condicionan mutuamente.

10-La incertidumbre y el riesgo son algo inherente a la economía. (por ende no se pueden hacer promesas que no se pueden cumplir)

12-Al momento de actuar y elegir, las personas no siempre poseen una información completa y sus preferencias no siempre son racionales puesto que pueden estar influenciadas por emociones, sesgos y prejuicios. Lo anterior no significa que existan conductas y elecciones y racionales, sino que, más bien, esas conductas y elecciones son efectivamente racionales desde el punto de vista de quien las toma.

En relación a la acción humana, podemos señalar (como explicaba el economista aiustriaco Ludwig von Mises) lo siguiente:

1-El ser humano está constantemente actuando (acciones volitivas).

2-Al actuar está constantemente “eligiendo” entre diversas alternativas.

3-Sus elecciones no siempre son racionales ya que hay sesgos, prejuicios, emociones, ignorancia, información incompleta. Herbert Simon desarrollo el concepto de “racionalidad limitada”. De acuerdo a esta, la racionalidad de las personas se encuentra limitada por la información disponible (nunca es completa)

4-El ser humano busca pasar de una un estado de insatisfacción a uno de satisfacción de sus necesidades (incluso un masoquista encuentra placer en infringirse dolor), por los límites cognitivos de las personas (no podemos saberlo todo y estamos influenciados por sesgos, emociones, prejuicios) y el tiempo del que dispone una persona para tomar una decisión.

5-Si lo logra pasar de un estado de insatisfacción a uno de satisfacción, entonces la persona obtiene un beneficio ( o pérdida en caso contrario)

6-Fines: El ser humano tiene objetivos o fines subjetivos

7-Valor: apreciación subjetiva de esos fines.

8-Medios: ¿cómo puedo lograr el o los fines propuestos? Los medios: son escasos.

9-Utilidad: ¿cuáles son los mejores medios para alcanzar un fin o fines determinados?

10-Plan de acción y análisis costo-beneficio (puede ser explícito o implícito)

11-La acción humana transcurre en el tiempo e y el futuro siempre es incierto.

12-El ser humano responde a incentivos.

Fin parte 2